Principales noticias

Filtro por año

Vivienda horizontal o vertical:

Debe existir un balance entre la tendencia a la construcción vertical u horizontal

Un balance constructivo en el país

11 de junio, 2021

Las viviendas horizontales que incluyen grandes frentes, espacios de esparcimiento y jardines han sido tradicionalmente las preferidas por las familias  todas las amenidades y espacios de recreación para desarrollar dentro de una propiedad.

No obstante, esta tendencia está cambiando y en los últimos años la tendencia de vivienda vertical ha tomado un gran auge en el mundo y Costa Rica no se queda atrás. 

Se estima que de acuerdo a los proyectos inscritos ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), en San José, y específicamente el área metropolitana, la tendencia es que casi un 75% sigue siendo vivienda horizontal y el 25% restante es de vivienda vertical.

Y aunque es poco, esto representa un cambio cultural en cuanto a lo que está acostumbrada la población a vivir. La preferencia a vivienda vertical responde a un cambio generacional de las personas económicamente activas que tienen como prioridad vivir cerca de su trabajo y desplazarse lo menos posible.


“En cuanto a las tendencias actuales están los diseño más simples, con unidades de 1 a 2 habitaciones, ya que cada vez las familias son más pequeñas. Hay un enfoque muy marcado en las amenidades que tienen estos edificios,  por ejemplo uso de tecnologías verdes e inteligencia artificial así como la cercanía a centros de entretenimiento .

Entre las ventajas que ofrecen los desarrollos verticales  está el uso de recursos limitados, infraestructura e incluso en la cantidad de tierra que se utiliza para construir  y que contribuyen a un menor impacto en el terreno y contribuyen al cuido del medio ambiente. 

Es así como la construcción de viviendas verticales es una visionaria porque  la idea básica es no seguir expandiendo las ciudades a lo ancho sino edificar a lo alto. Una parte importante de este concepto es la integración de espacios sociales, el INVU no es ajena a esta tendencia  y proyectos como “ Premio Nobel” en Barrio Cristo Rey en San José es un  claro ejemplo de esta nueva transformación. 

En esta edición de Proyección INVU, el arquitecto Rodrigo Carazo y Erick Calderón del INVU coincidieron en que no hay un modelo mejor que otro. 

De acuerdo a Carazo,  " una ciudad diversa es más rica porque hay opciones. Uno debe sentirse bien en el espacio que habita sea cual sea el que tenga". 

Para que esto se logre el experto invitado  indicó que los arquitectos y urbanistas tienen un gran desafío:  deben entender que  las personas no viven aisladas, entonces se debe entender cómo funciona cada sociedad para dar propuestas a cada cultura. 

Puntualmente acotó  que no hay una tendencia mejor que otra: "  Llegó el momento de ver las posibilidades que nos dan el diseño y el urbanismo. No pensar en que necesito un espacio de jardín en formato horizontal. La verticalidad nos da la opción de pensar de formas diferentes".

Lo ideal es crear ciudades para las personas, no es solo verticalizar o una construcción únicamente en horizontal. Se deben ofrecer opciones a la ciudadanía y tener un balance.

Lo ideal es crear ciudades para las personas, no es solo verticalizar o desarrollar una construcción únicamente en horizontal. Se deben ofrecer opciones a la ciudadanía y tener un balance. Por eso debemos tener planes reguladores actualizados, son las herramientas estratégicas para orientar las inversiones y generar un adecuado ambiente para los habitantes". explicó el arquitecto Erick Calderón durante el desarrollo de esta edición del programa. En el caso del proyecto que desarrolla el INVU denominado Premio Nobel, el desarrollo es hacia un modelo de forma vertical de conformidad con las características determinadas durante los estudios previos.

Por su parte, Erick Calderón Director de Urbanismo, indicó que en el país hay muchas  oportunidades que no se han  aprovechado, y abogó por una reconversión para que el tejido urbano  pueda crecer  y no  únicamente consumir  y construir sin un enfoque que únicamente producirá  más huella de carbono. 

Para lograr esto, Calderón explicó que el camino es contar con instrumentos de planificación actualizados, como los planes reguladores,  los reglamentos de construcción, zonificación , planificación urbana y posteriormente mapear zonas de interés  de desarrollo urbano. 

Como ejemplo de esto destacó como ejemplos de esta visión de desarrollo como proyectos que ha desarrollado el INVU como Hatillo  o actualmente Premio Nobel en la capital. 

" En la institución  hemos identificado los gustos y preferencias de  las personas de necesidad de espacios verdes amplios pero también con opciones en construcción en vertical;  y nuestras propuestas van orientadas a sus necesidades".

Calderón concluyó su participación haciendo un llamado a que  se deben  fomentar alianzas público privadas, y el desarrollo de elementos participativos  para combinar ambas tendencias constructivas, de esta forma se acelerará el desarrollo urbano pero adecuadamente orientado con instrumentos actualizados para cada ciudad"